Calificación:
  • 0 voto(s) - 0 Media
  • 1
  • 2
  • 3
  • 4
  • 5
María, la Madre de Dios
#11
Eze 23:49 Se hará recaer sobre vosotras vuestra inmoralidad, cargaréis con los pecados cometidos con vuestras basuras, y sabréis que yo soy el Señor Yahveh


Yo no me sulfuro para nada.


Tenés más de un señor entonces, si depende del texto. Sólo hay 1 Señor (Efesios 4)

Mat 6:22 «La lámpara del cuerpo es el ojo. Si tu ojo está sano, todo tu cuerpo estará luminoso;
Mat 6:23 pero si tu ojo está malo, todo tu cuerpo estará a oscuras. Y, si la luz que hay en ti es oscuridad, ¡qué oscuridad habrá!
Mat 6:24 Nadie puede servir a dos señores; porque aborrecerá a uno y amará al otro; o bien se entregará a uno y despreciará al otro. No podéis servir a Dios y al Dinero.


Y no se pueden tener 2 señores, Cristo mismo lo dijo, incluso está en tu biblia protestante.

Deu 3:22 No les temáis, porque el mismo Yahveh vuestro Dios combate por vosotros.»
Deu 3:23 Entonces hice esta súplica a Yahveh:
Deu 3:24 «Yahveh, Señor mío, tú has comenzado a manifestar a tu siervo tu grandeza y tu mano fuerte; pues ¿qué Dios hay, en los cielos ni en la tierra, que pueda hacer obras y proezas como las tuyas?


Dios es uno solo, y Señor hay uno solo, Cristo.


Espero que no te hayan engañado con palabras fáciles por la calle, querido.

2Co 11:3 Pero temo que, al igual que la serpiente engañó a Eva con su astucia, se perviertan vuestras mentes apartándose de la sinceridad con Cristo.
2Co 11:4 Pues, cualquiera que se presenta predicando otro Jesús del que os prediqué, y os proponga recibir un Espíritu diferente del que recibisteis, y un Evangelio diferente del que abrazasteis ¡lo toleráis tan bien!
2Co 11:5 Sin embargo, no me juzgo en nada inferior a esos «superapóstoles».
2Co 11:6 Pues si carezco de elocuencia, no así de ciencia; que en todo y en presencia de todos os lo hemos demostrado.
2Co 11:7 ¿Acaso tendré yo culpa porque me abajé a mí mismo para ensalzaros a vosotros anunciándoos gratuitamente el Evangelio de Dios?
2Co 11:8 A otras Iglesias despojé, recibiendo de ellas con qué vivir para serviros.
2Co 11:9 Y estando entre vosotros y necesitado, no fui gravoso a nadie; fueron los hermanos llegados de Macedonia los que remediaron mi necesidad. En todo evité el seros gravoso, y lo seguiré evitando.
  


Bookmarks

Salto de foro:


Usuarios navegando en este tema:
1 invitado(s)